Collegamenti sponsorizzati

coliseo romano

El Coliseo romano

El Anfiteatro Flavio, más conocido como el Coliseo romano, es el monumento más significativo de la capital italiana y el símbolo de la civilización romana en el mundo. Puede presumir de mantener su atractivo a pesar, o quizás gracias, a sus casi 2000 años de historia, y de ser uno de los monumentos más visitados del mundo. En el siguiente artículo encontraréis información sobre los orígenes del Coliseo de Roma, además de indicaciones de carácter práctico sobre cómo llegar, los precios de las entradas o los horarios de apertura.
El Coliseo romano Enlaces patrocinados
El Coliseo romano: historia
El Coliseo es el mayor anfiteatro construido por los romanos y el teatro más importante de Roma. Aunque su forma original se haya visto ligeramente alterada por diversas modificaciones y acontecimientos históricos, a día de hoy es uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura romana.
Su construcción comenzó en el año 72 d.C. por iniciativa del entonces emperador Vespasiano, siendo inaugurado por su hijo Tito en el año 80 d.C. Con un aforo para 50.000 espectadores, el Coliseo fue escenario de las luchas de gladiadores, así como de peleas de animales e incluso de las espectaculares ejecuciones de los condenados a muerte.
Desgraciadamente, y a causa de los numerosos incendios que tuvieron lugar a lo largo de los siglos, el Coliseo sufrió muchos daños. Con la intención de subsanarlos se realizaron varios trabajos de restauración, los primeros entre los años 220 y 320, a los que siguieron otros en el tiempo, algunos incluso después de la caída del Imperio.
En el siglo VI el Coliseo fue abandonado y reutilizado como zona de sepultura. Durante la Edad Media cambio de uso en numerosas ocasiones, hasta que en el siglo XIV un terremoto afectó gravemente a su estructura. Los bloques de piedra desprendidos como consecuencia del fatal acontecimiento fueron usados en la construcción de otros edificios, iglesias y palacios.
Más tarde, en 1675, el papa Benedicto XIV transformo el Coliseo en lugar sagrado, mandando construir allí mismo las 15 estaciones del Via Crucis.
A principios del 800 se realizaron las primeras obras orientadas a una mejora estructural. Contemporáneamente iniciaron las labores de excavación que dieron sus primeros frutos en 1938, año durante el cual vio la luz la estructura subterránea de la arena, parcialmente alterada por las diversas reconstrucciones.

El Coliseo romano: descripción
Con sus 189 metros de largo, 156 de ancho y 57 de altura, el Coliseo de Roma constituye la más grandiosa obra arquitectónica romana y todavía hoy es objeto de estudio y admiración.
La estructura interna, construida en mármol y madera, reflejaba las diferentes categorías sociales de los espectadores, cuyo grado aumentaba a medida que disminuía la altura. Las gradas mas cercanas a la arena estaban reservadas a los ciudadanos más importantes (senadores, magistrados y, por supuesto, emperadores), mientras que las clases pobres venían confinadas en las gradas altas.
El terreno de juego, construido en piedra y madera, estaba completamente cubierto de arena para absorber así la sangre de los sacrificados. Bajo ésta, una compleja red de túneles albergaba a los gladiadores, a los condenados y a los animales. Gracias a un sistema de trampillas y montacargas, éstos podían subir a la superficie durante los espectáculos.

Cómo llegar al Coliseo romano
La forma más rápida y cómoda de llegar al Coliseo es con el metro. Cogiendo la línea B y bajando en la parada Colosseo, te encontrarás delante de esta majestuosa construcción.
Hay muchos autobuses que paran delante del anfiteatro; son las líneas 60 – 75 – 85 – 87 – 117 – 271 – 571 – 175 – 186 – 810 – 850. El tranvía numero 3 también para delante del Coliseo.
En coche es posible acceder a través de Via dei Fori Imperiali, o de Via Celio Vibenna, pero el trafico es denso y las zonas para aparcar son todas de pago.

Horarios del Coliseo romano
Los horarios del Coliseo de Roma varían durante el año, de manera que las puertas del monumento se cierren siempre una hora antes del anochecer.
Del 2 enero al 15 febrero: 8.30 - 16.30
Del 16 febrero al 15 marzo: 8.30 - 17.00
Del 16 al ultimo sábado de marzo: 8.30 - 17.30
Del último domingo de marzo al 31 agosto: 8.30 - 19.15
Del 1 al 30 de septiembre: 8.30 -19.00
Del 1 al ultimo sábado de octubre: 8.30 - 18.30
Del último domingo de octubre al 31 diciembre: 8.30 - 16.30
Los días 24 y 31 de diciembre permanecerá abierto con el horario correspondiente.
Los días 25 de diciembre y 1 de enero, permanecerá cerrado.

Entradas al Coliseo romano
Las entradas para visitar el Coliseo romano tienen una validez de 2 días, e incluyen una entrada al Palatino y Foro Romano.
Se pueden comprar directamente en las taquillas del Coliseo o en las del Palatino y Foro Romano. El precio de la entrada normal es de 12 €. Los ciudadanos de la Unión Europea de entre 18 y 25 años, así como los docentes, tienen derecho a la entrada reducida cuyo costo es de 7,50 €. Los menores de 18 años y mayores de 65 años tienen derecho a la entrada gratuita.
También se pueden comprar por internet, en la pagina de Omniticket, evitando así las largas filas que se forman en las taquillas del Coliseo. Este servicio de venta online tiene un coste añadido de 1,50 € por entrada.
En el caso de que el Coliseo no albergue ninguna muestra, todos los billetes costarán 3 € menos.

Visitas guiadas
Junto con la entrada al Coliseo es posible reservar una visita guiada en español. Además, en los alrededores del Coliseo hay gente que se ofrece para hacer de guía.
Imprime, envía por email, recomienda en tus redes sociales: comparte y disfruta
OkNotizie



Deja un comentario en esta página

Inserisci le due parole che trovi nel box sottostante:

Questo sito fa uso di cookie anche di terze parti. Si rinvia all'informativa estesa per ulteriori informazioni.
Se non si modificano le impostazioni del browser, l'utente accetta. Leggi informativa

Chiudi e accetta