Collegamenti sponsorizzati

helado italiano

El helado italiano en Roma

El auténtico helado italiano se disfruta todo el año en Italia, y Roma no es una excepción a esa regla. El helado italiano no es un helado cualquiera, sino el resultado de la tradición, la calidad de los ingredientes, la artesanía, los veranos calurosos y la predisposición de los italianos a los dulces. Seguid leyendo y descubriréis muchas cosas sobre el helado y su historia. Además os mostramos las mejores heladerías italianas en Roma.
El helado italiano en Roma Enlaces patrocinados
El helado italiano: la historia del helado
Al igual que muchos otros productos italianos, como la pasta, se cree que la idea del helado llegó a Italia desde China, con la vuelta de Marco Polo en 1288, pero no se hizo popular hasta que Bernardo Buontalenti, natural de Florencia, lo introdujo en la corte de Caterina de Médicis a mediados del siglo XVI. El siciliano Francesco Procopio dei Coltelli, el primero en vender helado al público, fue convocado en Paris en 1686, para a continuación hacerse famoso en toda Europa. También se dice que el helado llegó a Italia a través de la influencia árabe en Sicilia en la Edad Media. En Italia, el arte de hacer helado fue pasando de padres a hijos, y perfeccionándose hasta el siglo XX.

El helado italiano: ingredientes y sabores
Una de las diferencias fundamentales entre los gelatos italianos y los helados que se venden en el resto del mundo es que los primeros contienen menos aire, proporcionando así un sabor más intenso. Los gelatos son más saludables, ya que están hechos sólo con ingredientes naturales, y contienen menos calorías y menos grasa. Se almacenan en congeladores a baja temperatura, lo que permite que se derritan en la boca, y gracias a su bajo porcentaje en materia grasa, permiten a tus papilas gustativas saborear cada gramo.
Los sabores vienen directamente de sus respectivos ingredientes, como fruta, chocolate, avellanas u otras recetas italianas transformadas en helado. Los más comunes son chocolate, fresa, stracciatella, limón, plátano, avellanas o café. Pero las heladerias italianas pueden sorprenderos con inusuales maravillas como tiramisú, menta con chocolate (conocido como “after eight”), guindas o pistacho.

El helado italiano: las mejores heladerías en Roma
En Roma hay heladerías por todas partes, pero os convendría leer nuestras sugerencias sobre dónde ir si queréis probar los mejores gelatos. Quizás la heladería más antigua en Roma sea el Palazzo del Freddo de Giovanni Fassi, que lleva sirviendo helado ininterrumpidamente en el barrio del Esquilino, cerca de la estación Termini, desde 1880. Otra heladería histórica romana es Giolitti, situada entre el Panteón y el Palazzo Montecitorio, en pleno centro histórico de Roma. Si queréis disfrutar de un helado en la Fontana di Trevi, la heladería San Crispino está a solo un paseo, en Via Panetteria. Cerca de San Pedro, la heladería Old Bridge, conocida en toda Roma por sus conos XXL, está situada justo después de Piazza Risorgimento, a lo largo de los antiguos muros que protegen el Vaticano; perfecto cuando salgais de los Museos Vaticanos.
Imprime, envía por email, recomienda en tus redes sociales: comparte y disfruta
OkNotizie



Deja un comentario en esta página

Inserisci le due parole che trovi nel box sottostante:

Enlaces patrocinados


Enlaces patrocinados

Questo sito fa uso di cookie anche di terze parti. Si rinvia all'informativa estesa per ulteriori informazioni.
Se non si modificano le impostazioni del browser, l'utente accetta. Leggi informativa

Chiudi e accetta