Collegamenti sponsorizzati

panna cotta

La panna cotta, un clásico de la cocina italiana

La panna cotta, también llamada panacota o pannacotta, es un postre muy famoso en la cocina italiana. Su sencillísima elaboración y su sabor delicado la convierten en el dulce ideal para finalizar una comida copiosa. En el siguiente artículo os enseñamos la receta de la panna cotta italiana, que vosotros podréis enriquecer con alguna de las sugerencias que os proponemos al final.
La panna cotta, un clásico de la cocina italiana Enlaces patrocinados
Panna cotta: ¿qué es?
La panacota es un postre italiano de origen piamontés, cuyo consumo hoy día se ha extendido por todo el país. Panna cotta significa literalmente “nata cocida” y precisamente en eso consiste su elaboración, en cocer la nata y añadirle azúcar y gelatina, obteniéndose así un aspecto y una consistencia similar a la del flan. Si bien en la receta original éstos eran los únicos ingredientes, muchas recetas sustituyen una parte de la nata por leche entera, para aligerar la consistencia y reducir su aporte calórico.

Panna cotta: Ingredientes
1 litro de nata fresca
6 hojas de gelatina
120 g de azúcar
1 vaina de vainilla

Panna cotta: Preparación
Poner la nata en un cazo con la vaina de vainilla. Calentarla a fuego suave, sin que llegue a hervir. Mientras poner a remojo las hojas de gelatina en un bol con agua fría para que se hidraten. Cuando hayan pasado unos 10 minutos, apagar el fuego, retirar la vaina de vainilla y añadir el azúcar a la nata y mezclar bien.
Escurrir bien la gelatina y mezclarla con la nata, batiendo con unas varillas, hasta que esté perfectamente disuelta.
Distribuir la mezcla en moldes individuales, o en un molde grande, y dejar enfriar. Meter en el frigorífico durante 5 horas, como mínimo, antes de servir.
 
Panna cotta: Variantes golosas
La panacota tiene un gusto tan delicado que admite infinidad de variantes y acompañamientos.
Podéis servirla con mermelada o con una salsa de frutas, como por ejemplo una salsa de fresas, de kiwi o un coulis de frambuesa. Los más golosos pueden acompañarla con caramelo líquido o chocolate derretido.
El momento de la preparación también es adecuado para dar rienda suelta a vuestra fantasía, añadiendo cacao en polvo, chocolate derretido o café a la mezcla de nata y azúcar. De esta manera obtendréis diferentes versiones de la panna cotta italiana.
Imprime, envía por email, recomienda en tus redes sociales: comparte y disfruta
OkNotizie



Deja un comentario en esta página

Inserisci le due parole che trovi nel box sottostante:

Enlaces patrocinados


Enlaces patrocinados

Questo sito fa uso di cookie anche di terze parti. Si rinvia all'informativa estesa per ulteriori informazioni.
Se non si modificano le impostazioni del browser, l'utente accetta. Leggi informativa

Chiudi e accetta