Collegamenti sponsorizzati

plaza navona

Plaza Navona

Publicado el 21-12-2011

En Navidad la Plaza Navona se puebla de artistas y vendedores ambulantes, dando la oportunidad de hacerse un retrato, comprar souvenirs o regalos navideños y ver cómo es la Befana. Plaza Navona es, junto con Plaza de España y Plaza San Pedro, una de las plazas más famosas de Roma. Su forma oval la hace parecerse a una pista de carreras, de hecho esta era la ubicación del estadio de Domiciano durante la Antigua Roma y varias competiciones tuvieron aquí lugar. Hoy, Piazza Navona es visitada por los turistas fundamentalmente por sus tres maravillosas fuentes y por la iglesia de Santa Inés in Agone. Vamos a descubir su historia, a describirla y a ver algunas informaciones útiles.
Plaza Navona Enlaces patrocinados
Plaza Navona: su historia
El nombre de Plaza Navona deriva probablemente de una pronunciación común del nombre original “in Agone”, elegido por las competiciones que en ella tenían lugar (agones significa juegos), después convertido en Nagone y finalmente en Navona. La estructura de la plaza la encargó hacia la mitad del 1600 Papa Inocencio X, miembro de la importante familia Pamphili. Ordenó la construcción  del edificio del mismo nombre en competición con las familias Barberini y Farnese. Los arquitectos más renombrados de la época participaron al reto para adjudicarse el trabajo. Al final la iglesia de Santa Inés in Agone, eregida en el lugar del martirio, fue realizada por Borromini, mientras la principal fuente de la plaza, la Fuente de los Cuatro Ríos, de frente a la iglesia, fue un trabajo de Bernini. Muchas anécdotas giran acerca de la rivalidad entre los dos grupos, más o menos creibles. De todas formas la rivalidad entre los dos artistas se resolvió de forma jocosa. Delante de la crítica de los discípulos de Borromini contra una posible capacidad estática de una estructura hueca, Bernini y sus compañeros de trabajo respondieron mediante la colocación del grupo con fuertes cuerdas de cadena simple.

Plaza Navona: descripción
Al entrar en Plaza Navona os impactarán las tres imponentes fuentes, pero la plaza está llena de tesoros. Para empezar la iglesia de Santa Inés in Agone y el Palacio Pamphili, pero también los palacios Braschi, Tuccimei y Lancellotti son dignos de igual interés. La Fuente de los Cuatro Ríos, obra de Bernini, posee un obelisco central que pertenecía al circo Masencio. La principal escultura de la fuente representa los cuatro ríos más grandes del mundo según los conocimientos del periodo histórico en que se construyó la fuente y fueron considerados como las cuatro esquinas de la tierra: el Nilo, el Ganges, el Danubio y el Rio de la Plata. Las figuras son más grandes de la realidad y la fuente transmite una sensación de grandiosidad representando todo el universo en movimiento. De hecho, más allá de las cuatro figuras principales, hay otras esculturas que representan animales que emergen de los barrancos rocosos.
Las otras dos fuentes de la plaza son la fuente del Moro, tallada por Giacomo della Porta, en el lado norte de la plaza y la fuente de Neptuno, un trabajo de Gregorio Zappalà y Antonio Della Bitta, en la zona sur. Esta última se llamaba en un principio “Fontana dei Calderai” (Fuente de los Braseros). De hecho las esculturas que le dan el nombre, Neptuno que lucha con un pulpo y las nereides con pequeños ángeles y caballos de mar, fueron añadidas en el siglo XIX. La iglesia de San Inés fue diseñada por Girolamo Rainaldi. Borromini cambió el proyecto inicial aumentando la distancia entre las dos torres incluidas en la fachada concebiendo ésta cóncava, lo que puso de relieve la cúpula. El delicioso Palacio Pamphili, rico de agradables frescos, ha sido la sede de la Embajada Brasileña desde 1961.

Plaza Navona: cómo llegar
Con los medios públicos, desde la Estación Términi se puede coger el autobús número 64 y bajar en Vittorio Emanuele/S.A. della Valle, más o menos a 200 metros de Plaza Navona.
En coche: plaza Navona está en el centro histórico, en un área restringida al tráfico, pero está muy cerca de Lungotevere. Así que si quereis moveos con medios privados os conviene aparcar en Lungotevere a la altura de Puente Umberto I, a 300 metros aproximadamente de la plaza. Podeis también llegar a Plaza Navona en Taxi.

Plaza Navona: qué ver

Hay un considerable número de monumentos interesantes cerca de Plaza Navona, algunos de ellos son las mismas calles. El Panteón, Palacio Madama (sede del Senado italiano) y la iglesia de San Luis de los Franceses, que contiene importantes obras de Caravaggio.

Plaza Navona: dónde dormir
Si quereis algún consejo acerca de dónde dormir cerca de Plaza Navona, dad una ojeada a las páginas Hoteles en Roma Centro o Bed and Breakfast en Roma.

Plaza Navona: dónde comer

Después de visitar la plaza, podeis comer o cenar en uno de los restaurantes descritos en nuestra página Restaurantes en Plaza Navona

Plaza Navona: qué hacer

Para elegir dónde ir a tomar algo, podeis leer nuestros consejos en la página Pubs en Roma.

Ver Plaza Navona en el mapa

Imprime, envía por email, recomienda en tus redes sociales: comparte y disfruta
OkNotizie



Deja un comentario en esta página

Inserisci le due parole che trovi nel box sottostante:

Questo sito fa uso di cookie anche di terze parti. Si rinvia all'informativa estesa per ulteriori informazioni.
Se non si modificano le impostazioni del browser, l'utente accetta. Leggi informativa

Chiudi e accetta